PAN TRENZADO JUDÍO (CHALLAH)

INGREDIENTES
Masa
60 g de aceite de oliva
250 g de agua
40 g de miel
25 g de levadura prensada fresca
1 huevo
500 g de harina de fuerza
10 g de sal
Montaje y horneado
4-6 cucharadas de harina de fuerza
1 yema de huevo
1 cucharada de aceite
1 pellizco de sal
1 cucharada de agua
1 cucharada de semillas de amapola o sésamo

ELABORACION
Masa
Coloca una jarra sobre la tapa del vaso y pesa el aceite. Reserva. Pon en el vaso el agua, la miel y la levadura y calienta 1 min/50ºC/vel 2 Añade el huevo y la harina. Mezcla 10 seg/vel 4 y amasa 2 min/espiga. Mientras tanto, añade el aceite a hilo fino por la abertura. Incorpora la sal y amasa 3 min/espiga. Mientras tanto, unta con aceite un bol y una lámina de film transparente. Vierte la masa en el bol y cubre con el film transparente. Deja reposar hasta que doble su volumen (aprox. 1 hora).
Montaje y horneado
Forra una bandeja de horno con papel de hornear. Pon la masa en una superficie espolvoreada con harina y amásala ligeramente para quitar el aire. Divide la masa en 3 trozos de aprox. 300 g y déjalos reposar durante 5-10 minutos. Sobre una superficie espolvoreada con harina, forma un rulo con cada parte de aprox.40cm de largo. Une los tres rulos en un extremo, forma una trenza y une el otro extremo. Presiona los extremos, dóblalos hacia dentro para que no se abran y coloca la trenza en la bandeja preparada. Cubre con un paño y deja reposar durante 30 minutos. Precalienta el horno a 170ºC.En un bol, bate la yema, el aceite, la sal y el agua. Pincela la trenza con esta mezcla y espolvorea con las semillas de amapola. Hornea durante 20-25 minutos (170ºC). Retira del horno y deja reposar sobre una rejilla hasta que este templado (aprox.20-30 minutos). Sirve templado o frio.
Aquí os dejo su bonita historia.-La palabra “Challah” significa “ofrenda” en hebreo. En hebreo hay dos palabras para definir el pan: Lechem y Challah. Lechem es el pan que se come cada día y Challah es el pan tradicional que se come en el Sabbath y en otras festividades. Durante el Rosh Hashanah (el Año Nuevo judío), el Challah se enrolla de forma circular que, por no tener principio ni fin, es emblema de continuidad y simboliza el deseo de una larga vida. Para el resto del año se hace con forma de trenza, donde cada cabo simboliza la paz, la verdad y la justicia. Tiene forma de trenza también porque el Talmud dice que cuando un nudo se hace con tres fibras, éste es imposible de destruir. La principal diferencia entre el Challah y los briochés europeos es que no contiene ningún producto lácteo, como la leche o mantequilla, y la razón es por el “Kashrut”, o ley judía, por la cual no se pueden mezclar productos lácteos y carne en la misma comida. Las semillas de amapola o sésamo que se espolvorean sobre el pan antes de introducirlo en el horno simbolizan el maná comido por los israelitas durante del Éxodo de 40 años por el desierto, después de la salida de Egipto y la consiguiente liberación de la esclavitud. Generalmente se hornean dos panes juntos y representan la doble porción de maná que Dios les proporcionó a los israelitas para que pudieran comer dos días, el viernes de noche y el sábado por la mañana. Es costumbre comenzar la cena del viernes y las dos comidas del Sabbath bendiciendo los dos Challot (pronúnciese “jalót”), plural de Challah. Artículo de ABC color.

fogon

View more posts from this author
2 thoughts on “PAN TRENZADO JUDÍO (CHALLAH)

Responder a Eva Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *