PAN TRENZADO JUDÍO (CHALLAH)

INGREDIENTES
Masa
60 g de aceite de oliva
250 g de agua
40 g de miel
25 g de levadura prensada fresca
1 huevo
500 g de harina de fuerza
10 g de sal
Montaje y horneado
4-6 cucharadas de harina de fuerza
1 yema de huevo
1 cucharada de aceite
1 pellizco de sal
1 cucharada de agua
1 cucharada de semillas de amapola o sésamo

ELABORACION
Masa
Coloca una jarra sobre la tapa del vaso y pesa el aceite. Reserva. Pon en el vaso el agua, la miel y la levadura y calienta 1 min/50ºC/vel 2 Añade el huevo y la harina. Mezcla 10 seg/vel 4 y amasa 2 min/espiga. Mientras tanto, añade el aceite a hilo fino por la abertura. Incorpora la sal y amasa 3 min/espiga. Mientras tanto, unta con aceite un bol y una lámina de film transparente. Vierte la masa en el bol y cubre con el film transparente. Deja reposar hasta que doble su volumen (aprox. 1 hora).
Montaje y horneado
Forra una bandeja de horno con papel de hornear. Pon la masa en una superficie espolvoreada con harina y amásala ligeramente para quitar el aire. Divide la masa en 3 trozos de aprox. 300 g y déjalos reposar durante 5-10 minutos. Sobre una superficie espolvoreada con harina, forma un rulo con cada parte de aprox.40cm de largo. Une los tres rulos en un extremo, forma una trenza y une el otro extremo. Presiona los extremos, dóblalos hacia dentro para que no se abran y coloca la trenza en la bandeja preparada. Cubre con un paño y deja reposar durante 30 minutos. Precalienta el horno a 170ºC.En un bol, bate la yema, el aceite, la sal y el agua. Pincela la trenza con esta mezcla y espolvorea con las semillas de amapola. Hornea durante 20-25 minutos (170ºC). Retira del horno y deja reposar sobre una rejilla hasta que este templado (aprox.20-30 minutos). Sirve templado o frio.
Aquí os dejo su bonita historia.-La palabra “Challah” significa “ofrenda” en hebreo. En hebreo hay dos palabras para definir el pan: Lechem y Challah. Lechem es el pan que se come cada día y Challah es el pan tradicional que se come en el Sabbath y en otras festividades. Durante el Rosh Hashanah (el Año Nuevo judío), el Challah se enrolla de forma circular que, por no tener principio ni fin, es emblema de continuidad y simboliza el deseo de una larga vida. Para el resto del año se hace con forma de trenza, donde cada cabo simboliza la paz, la verdad y la justicia. Tiene forma de trenza también porque el Talmud dice que cuando un nudo se hace con tres fibras, éste es imposible de destruir. La principal diferencia entre el Challah y los briochés europeos es que no contiene ningún producto lácteo, como la leche o mantequilla, y la razón es por el “Kashrut”, o ley judía, por la cual no se pueden mezclar productos lácteos y carne en la misma comida. Las semillas de amapola o sésamo que se espolvorean sobre el pan antes de introducirlo en el horno simbolizan el maná comido por los israelitas durante del Éxodo de 40 años por el desierto, después de la salida de Egipto y la consiguiente liberación de la esclavitud. Generalmente se hornean dos panes juntos y representan la doble porción de maná que Dios les proporcionó a los israelitas para que pudieran comer dos días, el viernes de noche y el sábado por la mañana. Es costumbre comenzar la cena del viernes y las dos comidas del Sabbath bendiciendo los dos Challot (pronúnciese “jalót”), plural de Challah. Artículo de ABC color.

Continua Leyendo

TARTA DE QUESO GALLEGO CON MEMBRILLO CASERO

INGREDIENTES
200 g de queso Arzúa Ulloa
250 g de queso Philadelphia
3 huevos M
3 yogures naturales sin azúcar
200 de azúcar
45 g de harina
4 claras
Membrillo

ELABORACIÓN
Encendemos el horno a 200º C.
Engrasamos un molde con mantequilla y espolvoreamos con harina, o utilizamos un spray desmoldante, también podemos poner papel de horno en un molde desmoldable para tener la seguridad que no se saldrá por fuera. En un bol mezclamos los quesos, los huevos, los yogures, el azúcar y la harina. Batimos todo bien con una batidora hasta que nos quede una crema suave y sin grumos. Reservamos. En otro bol, montamos las claras a punto de nieve. Agregamos las claras con la espátula y mezclamos cuidadosamente hasta que nos quede una crema homogénea. Echamos la crema en el molde preparado. Introducimos en el horno a 170º C. Dejamos cocer durante 20-25 minutos aproximadamente, comprobamos que la tarta esta lista pinchándola con un palito de madera, si sale limpio ya está. Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro durante unos 5 minutos más. Retiramos del horno y dejamos enfriar hasta que esté totalmente fría. Servimos con membrillo casero (encontrareis la receta en este blog).
Es una tarta de queso deliciosa.

Continua Leyendo

TARTA DE QUESO SUPERFACIL

INGREDIENTES
BASE:
125 g de mantequilla fundida
250 g de galletas machacadas; mis preferidas son las Digestive de naranja
RELLENO:
500 g de queso blanco
150 g de azúcar
2 cucharadas sopera de azúcar
3 huevos M
25 cl de nata o de yogurt griego

ELABORACION
Precalentamos el horno a 180º. Necesitamos un molde desmoldable de 23 cm de diámetro. Mezclamos las galletas y la mantequilla fundida. Ponemos la masa en el fondo. Reservamos en el frigorífico. Batimos el queso hasta que quede suave, añadimos el azúcar, la harina previamente tamizada, los huevos uno a uno y la nata o el yogurt. Mezclamos bien y cubrimos la base con la crema. Horneamos 45 minutos aproximadamente hasta que al tocarla este firme la tarta. Dejamos enfriar, desmoldamos y servimos fría.

Continua Leyendo

ENSALADA TROPICAL

Es una versión cocktail de Mercedes Alonso, muy fresca, divertida y súper fácil, una de esas ensaladas que te sorprende y siempre que la pones en la mesa, se queda la ensaladera vacía, prueba y lo veras. Muchas gracias Mercedes por compartir esta receta con todos nosotros.

INGREDIENTES
1 lata de piña en su jugo
½ kg de colas de gambas peladas. Deja alguna entera para decorar.
1 bandeja pequeña de champiñones laminados o 1 lata
1 manzana verde cortada en cuadraditos sin pelar
Salsa:
1 yogur natural o yogurt griego, fíjate bien sin azúcar
1cucharada de mahonesa
1 cucharada de agua de la piña

ELABORACIÓN
Mezclamos en un bol, el yogurt, la mahonesa y el agua de la piña. Reservamos.
Ponemos en un bol, la piña en su jugo cortada en trozos, las colas de gambas cortadas, los champiñones y la manzana. Incorporamos la salsa de yogur y mezclamos.
Decoramos con alguna gamba entera. Dejamos en la nevera durante unas horas y servimos bien frio.
¡Más fácil imposible!, ¿verdad Mercedes?

Continua Leyendo

PEQUEPINCHOS PICADILLO

Esta receta pertenece a: “LA COCINA PRÁCTICA”, DE DON MANUEL Mª PUGA Y PARGA.
RE-LA-MI-DO

Me dijo un pajarito azul que Francisco Fuster, aquel colosal pianista, gloria del Conservatorio español, que tuvimos ocasión de oír y admirar en la Coruña el año 1914, tenía escrita y dedicada a mí una composición musical titulada “Anzobre”. Y, dou dés, que decía el latino; si el gran artista del piano escribe y me dedica una obra de música, es justo y lógico que yo escriba y le dedique una receta de cocina. Escogiendo entre mis altas creaciones culinarias, tropiezo con un pastel que viene al asunto como pedrada en ojo de boticario, no ya por su bondad y finura, que son grandes, sino por su título, que es de una pureza altamente musical. El pastel se llama Re-la-mi-do, cuatro notas musicales que después de darse un paseo por el horno van a buscar el pentagrama en lo más profundo de nuestros estómagos y, según la constitución de los mismos, podrán producir las dulzuras de una melodía de Puccini o las estridencias de una sonata de Wagner. Es como la música; depende de cómo se digiera. Pero Fuster es, además de muy inteligente, un valenciano fornido de los que prefieren al sano pichoncito cocido el arroz en todas sus manifestaciones, y seguramente el Re-la-mi-do será para su estómago la melodía de que hablamos antes. Mándelo hacer y endúlcese con él como yo me endulzaré con esos aires de mi tierra que serán dulces también, no solo por ser de aquí sino por ser combinados por una mano tan hábil como la de usted.
He aquí la receta:

INTRODUCCIÓN
Se prepara una masa de hojaldre, deshaciendo harina en agua salada y templada hasta formar con ella una masa de la consistencia del pan, pesándola y extendiéndola sobre una tabla en forma cuadrada, procurando untar la tabla de harina para que la masa no se peque. En la superficie se extiende una cantidad igual de manteca cruda y bien deshecha con las manos. Se dobla en forma de sobre. Se vuelve a extender y se vuelve a doblar en la misma forma, procurando que no se arrugue nada y que esté la tabla siempre en condiciones para que la masa no se pegue, y se repite por tercera vez la operación. Ya la masa preparada se corta en tiras de cuatro centímetros de ancho por doce de largo, y medio aproximadamente de gordo.
ANDANTINO
Sobre la mitad de estas tiras se extiende una capa de mermelada de claudia o melocotón. Se tapa con la otra mitad y se recubre de un almíbar fuerte.
MODERATO
Moderato ha de estar el horno en el momento de introducirlas en él, así preparadas, para que se cueza bien la masa y open y se doren de una manera regular, y no hay inconveniente que el calor vaya in crescendo, pero de todas formas debe de ser por lo menos sostenuto.
CODA
En el momento de salir del horno se recubren las superficies con una capa de picadillo gordo de almendras y avellanas tostadas. Fin.

Continua Leyendo