Categoría: Carnes y Aves

CONEJO AL CHOCOLATE

INGREDIENTES

  • Aceite de oliva
  • 40 g de panceta cortada en dados
  • 1 conejo troceado
  • Sal
  • Pimienta 5 bayas
  • 2 cucharadas de harina
  • 175 g de vino  tinto
  • 175 g de caldo de carne
  • 50 g de pasas macerada en una copita de coñac
  • 50 g de nueces, o 25 g de piñones
  • 25 g de chocolate  negro de cobertura rallado
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

ELABORACIÓN

En una cazuela puesta al fuego con aceite, rehogamos la panceta en trocitos. Retiramos  y reservamos. Salpimentamos el conejo con sal y pimienta y  en la misma cazuela doramos los trocitos de conejo a fuego medio. Agregamos la panceta y espolvoreamos con la mitad a de la harina, removemos y dejamos unos 3 minutos.
Vertemos el vino, dejamos evaporar el alcohol unos minutos y seguidamente mojamos con el caldo, llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos cocer unos 20 minutos.
Echamos  las pasas y el coñac donde han estado a remojo a la cazuela junto con las nueces, dejamos cocer hasta que el conejo este casi en su punto.
Finalmente en un bol ponemos el chocolate rallado con el resto de la harina y el vinagre, si es necesario porque la salsa nos ha quedado demasiado espesa, le echamos un poco de caldo o de agua.
Incorporamos la mezcla al guiso, dejamos fundir en la salsa, llevamos de nuevo a ebullición y rectificamos de sal. Si la carne esta en su punto retiramos del calor.
Servimos  el conejo con la salsa de chocolate acompañado de arroz pilaw.

NUTRICIÓN.- La carne de conejo es muy nutritiva. Es una de las carnes más bajas en grasas y alto nivel de proteínas de alto valor biológico. Tiene un alto contenido en minerales como el hierro, zinc, selenio, potasio y fósforo que te ayuda a prevenir las anemias ferropénicas y a mantener los músculos y el sistema inmunitario. Es rica en vitaminas especialmente vitaminas B3, B6 y B12. Es mas  fácil de digerir que otras carnes. Es baja en sodio, purinas y ácido úrico y se suele cocinar con hierbas aromáticas, por lo que no necesita añadir sal y nos ayuda a regular la hipertensión. Es  baja en calorías ideal  para las personas que necesitan bajar de peso. Es una carne poco fibrosa y muy agradable al paladar.

Continua Leyendo

CARNE ASADA

INGREDIENTES

  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 1½ Kg. de aguja o morcillo de ternera
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de manteca de cerdo
  • 1 vasito de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1 vasito de vino blanco
  • ½ l. de fondo blanco
  • ½ Kg. de patatas pequeñas, peladas y lavadas

ELABORACIÓN

Majamos los ajos en un mortero. Retiramos la grasa de la carne, la salpimentamos y la adobamos con los ajos, la untamos con la manteca de cerdo y la dejamos macerar durante unas horas en la nevera.
En una cazuela ponemos aceite de oliva y doramos bien la carne por todos los lados, a fuego fuerte, para que quede jugosa. Bajamos el fuego y añadimos las cebollas y las zanahorias, todo cortado en brunoise, dejando rehogar durante unos minutos. Agregamos el vino y dejamos reducir.
Cubrimos con el fondo y dejamos hacer durante hora y media aproximadamente. Si se redujese demasiado, añadiríamos un poco más de caldo, hasta que la carne estuviera tierna.
Seguidamente retiramos la carne y pasamos la salsa por el chino. Volvemos a poner la salsa en la cazuela al fuego y ahí elaboramos las patatas, previamente doradas en la sartén, hasta que estén tiernas.
Dejamos reducir la salsa si es necesario, manteniéndola en el fuego un poco más, comprobamos y rectificamos la sazón.Servimos la carne cortada en rodajas gruesas, salseamos y guarnecemos con las patatas. Podemos decorar con vinagre de Módena al caramelo.

Continua Leyendo

MAGRET DE PATO CON CEBOLLA CONFITADA

INGREDIENTES

  • Para la crema:
  • 1 calabacín
  • ½  puerro
  • 20 g de mantequilla
  • Agua o leche
  • 5 g de nata líquida
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Magret de pato
  • Pimienta negra
  • ½ cucharadita de azúcar
  • Cebollino para decorar
  • Para las cebollas y manzanas confitadas:
  • 2 cebollas, aceite, 2 manzanas 2 cucharadas de vinagre de módena, sal y azúcar o miel.

ELABORACIÓN

De la crema: Rehogamos el calabacín y el puerro en mantequilla durante 5 minutos, añadimos agua  o leche hasta cubrir escasamente y dejamos hervir  lentamente tapado; una vez ablandados, añadimos la nata, la sal y la pimienta, dejamos hervir durante 2 minutos más, pasamos por batidora potente o thermomix; colamos por un chino y reservamos.
Cebollas confitadas: Cortamos las cebollas en juliana y las ponemos a pochar en un cacito tapado con un poco de aceite durante ½ hora a fuego muy suave removiendo para que no se quemen. Cuando pasen 20 minutos, salamos y azucaramos o endulzamos con miel (la misma cantidad de azúcar que de cebolla, ya pochada), dejamos que caramelice y por últimos le incorporamos un chorrito de vinagre de Módena dejamos unos minutos hasta que se reduzca.
Manzanas confitadas: Pelamos, descorazonamos y cortamos las manzanas en gajos o en cuadraditos, las ponemos en otro cazo con un poco de agua, azúcar y dejamos cocinar durante 15 minutos o hasta que estén caramelizadas. Reservamos al calor.
Cocinar el magret: Secamos el magret lo ponemos en una tabla con la piel hacia arriba y le hacemos unos cortes sobre la piel en diagonal, de lado a lado y separados sobre 1 cm sin llegar a cortar la carne. Ponemos la pieza en una sartén antiadherente precalentada, sin aceite, primero por el lado de la piel, es decir, donde está la grasa, durante 2, ó 3 minutos a fuego medio alto. Bajamos la temperatura y dejamos otros 3 minutos a temperatura media, damos la vuelta y dejamos que se termine de hacer, debiendo de quedar dorado pero sin quemarse. Dejamos reposar en la sartén durante 5 minutos antes de presentarlo en la mesa .Lo sacamos a una tabla con la piel hacia arriba y cortamos en sentido contrario a los cortes que le habíamos practicado en crudo. Colocamos un zócalo de crema de calabacín y puerros, y esparcimos el magret, salamos con sal rosa del Himalaya y le añadimos las dos guarniciones de cebolla y manzana confitada  y terminamos decorando con dos ramitas de cebollino sobre el plato.
Podemos retocar con un chorrito de aceite pintando la superficie de la crema.

Continua Leyendo